Árabes y negros

La relación entre árabes y negros ha estado repleta de complejidades vinculadas a un nexo cultural. Lo más importante a destacar es que la definición de “negro” que comenzó en el siglo XVIII aún no existía en este periodo, y que algunos de los llamados árabes lo eran desde el punto de vista lingüístico, pero eran negros desde el punto de vista racial. De este modo, el comercio de esclavos africanos no sólo fue obra de árabes asiáticos o caucásicos, sino también de árabes negros, es decir, negros que hablaban el árabe como primera lengua y que habían abrazado la cultura árabe. Estos negros formaban parte de la sociedad árabe y durante generaciones habían estado residiendo de manera permanente dentro del mundo árabe. Se veían a sí mismos como árabes, al igual que los afroamericanos se definen a sí mismos como de nacionalidad estadounidense, sin que ésta entre en conflicto con su más amplia identidad africana.
Sin embargo, no hay duda de que la situación de los negros en la sociedad árabe llegó a estar relacionada con la esclavitud. La palabra para “esclavo” (abd) se convirtió en el modo coloquial de referirse a los negros. Otras palabras como haratin se relacionan con la clase social inferior de los negros. Como en el caso de Hanns Vischer, quien pensaba que la piel “negra” de los africanos los convertía en una raza de esclavos, también entre los eruditos árabes de origen caucásico hubo algunos racistas. Pero también existen pruebas del rechazo hacia el comercio de esclavos, como resulta evidente en los escritos de Al-Nasiri. Libros como Tanwir al-Gabbash fi fasl al-Sudan wa al-Habash , de Ibn al-Yawzi, y Los negros y su superioridad sobre los blancos , de Ibn al-Marzuban, dan testimonio de ello. De este modo, la herencia de los negros presente en estas tierras árabes –y más tarde turcas– estaba lejos de haber sido sometida por completo. Los negros ocuparon altos cargos militares, administraron las provincias y gestionaron la imponente Mezquita de La Meca. A mediados del siglo XI, el califa africano Al-Mustansir gobernó Egipto junto a su madre, una esclava sudanesa con una notable fortaleza de carácter. No existen ejemplos parecidos en el Nuevo Mundo. Los negros, incluso los que fueron esclavizados, jugaron un papel importante en la historia y la política de estas regiones antes de la Primera Guerra Mundial, e incluso durante la misma.

Fuente: Mundo Arabe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: