Algunas cifras sobre la “trata de negros”

Es muy complicado establecer cifras fiables sobre la trata de esclavos africanos. Pocas veces hay documentación apropiada, y cuando la hay no tiene en cuenta el contrabando que, sabemos, llegó a ser muy importante. Basándose en distintos estudios, Marc Ferro hace las siguientes hipótesis:

*Esclavos comprados por los árabes antes de la llegada de los europeos: entre 3,5 y 10 millones.

*Esclavos deportados por los franceses: no inferior a 1.200.000

*Esclavos deportados por los ingleses: cifra muy superior a 4.000.000

*Trata portuguesa: 2.250.000

Esclavos deportados durante:

*sXVI

Por los árabes: 900.000

por los europeos: 900.000

*sXVII

Por los árabes: 700.000

por los europeos: 1.800.000

*sXVII

Por los árabes: 700.000

por los europeos: 6.100.000

*sXIX
Por los árabes: 1.800.000

por los europeos: 3.300.000

*Total Siglo XVI- Siglo XIX

Por los árabes: 4.100.000

por los europeos: 12.100.000

Fuente: Articulo

Comercio de esclavos africanos

El comercio de esclavos africanos no sólo fue un acto de crueldad extrema en sí mismo, si no que además, produjo grandes males en las regiones afectadas.

Las personas raptadas eran transportadas a grandes barcos y nunca jamás volvía a saberse de ellos. Esto despertó un terror supersticioso entre los nativos que en su pugna por por mantener la libertad o por arrebatársela al vecino llevaron al continente a un estado de caos sin precedentes. Podríamos decir, que todavía no ha sido resuelto. Vigorosas sociedades y civilizaciones incipientes fueron arrastradas a una destrucción prematura y todo el continente vivió un gran retroceso tanto en nivel de vida como en fuerza civilizadora.

Naturalmente, la esclavitud ya existía desde mucho antes, tanto en Europa como en África, pero se trataba de una esclavitud doméstica, con poca repercusión económica. Apartir del sIX, los árabes del norte y el este de África empiezan a comprar esclavos, dando pie al surgimiento de los primeros estados esclavistas en lugares como el Valle del Níger, el Sudán, el Cuerno de África o en el extremo sur del Sahara (Songhai).

Era la esclavitud que buscaban los árabes distina a la que querrían luego los europeos. Las mujeres eran más apreciadas que los varones, y generalmente los esclavos no eran destinados a trabajos extenunantes (con excepciones). En cualquier caso, la esclavitud anterior al gran comercio atlántico no tuvo las repercusiones que esta tendría sobre los estados subsaharianos.

La cifra de esclavos comprados por los árabes no empezaría a reducirse hasta bien entrado del sXIX, pero apartir del sXVI los europeos superarían su importancia como clientes. El dudoso honor de iniciar este comercio lo tiene Portugal, que ya en 1444 realizó su primer cargamento. La colonia portuguesa en Santo Tomé se convertiría, a su vez, en la primera gran economía de plantación de caña de azucar basada principalmente en el trabajo esclavo.

Los primeros colonos españoles y portugueses en el continente americano se encontraron con serias dificultades a la hora de esclavizar a los nativos. Tanto por motivos legales como, simplemente, porque fueron exterminados en gran medida. Como lo que no iban a hacer era ponerse a trabajar, decidieron comprar esclavos procedentes de allí donde se vendían tradicionalmente, África.

Fuente: Articulo

LA TRATA DE ESCLAVOS AFRICANOS EN CUBA EN LA ETAPA COLONIAL

En esa época de 1492 habían en la península ibérica unos 100,000 esclavos, y a finales del siglo los descubridores trajeron algunos al caribe para realizar labores domésticas, y darle cuidado a los caballos y otros animales que eran desconocidos en el nuevo mundo. En esos tempranos tiempos los trabajos agrícolas y de minería lo hacían los indios ya esclavizados.
Cuando a Diego Velázquez le dieron la misión de colonizar a Cuba, al partir de Santo Domingo (1511) con un pequeño ejército, se puede señalar que incluyó unos cuantos esclavos traídos a la Española desde la península ibérica.
A partir de la segunda década de las 8 villas fundadas por Velázquez, comienzan los colonos a tener esclavos negros, aunque en pequeños números. Estos primeros esclavos entraban en Cuba, y en las otras posesiones españolas por medio de concesiones (licencias), otorgada a traficantes particulares por la corona. Al aparecer la piratería, los colonos también compraban esclavos de contrabando a los piratas.
Al ir escaseando la mano de obra indígena, el tráfico de esclavos negros se fue incrementando, y cuando la industria azucarera comenzó ha crecer, este mercado alcanzó en Cuba grandes cifras. Para tener una idea de la magnitud de esta inhumana expresión del ser humano, la entrada del mayor número de esclavos en Cuba se registra entre los años 1801 – 1865, período que llegaron a la isla 616.200. Según a documentos de la época, en 1537 habían unos 600 esclavos africanos repartidos en las diferentes haciendas, y algunos en labores mineras, como la del Cobre descubierta en 1530, ubicada en Oriente.
Al finalizar las concesiones a particulares en 1595 (primera etapa de la esclavitud), se desarrolla el «asiento», en que la corona le otorga a compañías lusa por medio de una cantidad de dinero, el tráfico de esclavo a sus colonias españolas, donde se comprometen a mantener la demanda. En 1656 la corona le unen compañías francesas a este dantesco tratado de esclavos, y desde 1713 participan los ingleses.

Violaciones de todos y aun mas de los Derechos Humanos.

La crueldad con la que eran tratado los esclavos es casi imposible describirla, pues toca la sensibilidad de cualquier ser que se considere humano.

El sufrimiento de la mayoría de los esclavos en relación al tráfico desde África a la América, comenzaba desde el momento de su captura en su tierra natal. Los traficantes no tenían misericordia al perseguirlos, en matar a los que trataban de escapar, en separar a madres o padres de sus hijos, destruir la familia, y cuando los apresaban, a las mujeres y hombres que se revelaban eran azotados con saña.

Al ir concentrado a los apresados en la costa, los primeros grupos se pasaban hasta dos o tres días sin alimentos, y eran flagelados brutalmente los que protestaban, donde algunos morían.
El martirio en la travesía es inenarrable. se pasaban varios días sin probar bocado, racionada el agua al máximo, y cuando alguno se enfermaba de gravedad, lo arrojaban al mar, otros debido al hambre y a la presión psicológica se lanzaban a las aguas del océano. Si el barco era atacado por piratas, sin conmiseración los tiraban encadenados al agua para aligerar la carga, y así tratar de escapar.

Al llegar a su destino, según el amo que les tocaba continuaba el calvario. Los hacían trabajar desde el amanecer hasta que oscurecía, y a los que protestaban el látigo era la respuesta. Demás esta señalar las violaciones hasta de menores de edad por parte de los dueños.
Desde que los africanos fueron traídos a Cuba, al igual que en otras partes de América, por ese espíritu del ser humano de vivir en libertad, comenzaron a revelarse contra el yugo opresor.
Se conoce por documentos de la década de 1520, que varios esclavos se unieron a la guerrilla encabezada por el cacique Guamá en la zona de Baracoa. Otras alzamientos de relativa importancia en que participaban esclavos, o esclavos libres, se fueron produciendo a lo largo de los siglos XVII, XVIII, y XIX, donde los encabezado por Juan Criollo (1550), y José Antonio Aponte (1812), son los mas conocido. Estas revueltas en si no tenían el fin de ver a Cuba libre y soberana, hasta que comenzaron las conspiraciones independentistas, en que la participación de los cubanos de la raza negra fueron clave fundamental para que Cuba surgiera como República.
Entre los cubanos que dieron su valor, su vida por la Patria, se destaca en primer plano nuestro Titán de Bronce, Lugarteniente General del Ejército Mambí, Antonio Maceo y Grajales; Quintín Bandera (lo asesinaron después que Cuba fue libre); el general Generoso Campos Marqueti (murió en el exilio combatiendo al régimen comunista), Juan Gualberto Gómez, entre los miles Mambises de la raza negra.

Fuente: Articulo

Fin de la esclavitud en Cuba

En un congreso internacional que se efectuaba en Viena (1815), Inglaterra presiona a España para terminar la trata de esclavos, y en 1817 los dos países firman un documento donde manifestaban finalizar dicho comercio en el 1820. Este documento firmado fue simplemente puro papel, pues como hemos visto, desde esa fecha hasta el último barco cargado de esclavos (1867), entraron en cuba mas de 600,000.

No obstante a que el tratado firmado por España e Inglaterra no se cumplió, valió algo para que en 1842, el representante de la corona en Cuba, el gobernador capitán general Gerónimo Valdés, firmara un reglamento mejorando las condiciones del esclavo. De este documento se desprende a simple vista, la crueldad a que eran sometidos los esclavos por muchos amos.

El 4 julio 1870 se aprueba una ley que fue presentada por el Ministro de Ultramar Segismundo Moret y Prendergast, en la cual se aparentaba terminar con la esclavitud, pero que en si era una burla, una inmoralidad, pues eran libres los que nacieran a partir de esa fecha, y los ancianos entre otros que el documento especificaba. Ver en una segunda ventana la llamada Ley Moret.

El 13 de febrero de 1880, las cortes aprueban supuestamente la Ley de Abolición de la esclavitud en Cuba, la cual fue rubricada por el Rey Alfonso XII. Decimos supuestamente, pues esta ley llamada popularmente «Patronatos», hacia que la esclavitud continuara por muchos años en Cuba. Ver en una segunda ventana esta ley de Patronatos.

Vale señalar que para este año de 1880, la mayoría de los países de América habían abolido totalmente la esclavitud, y que las conspiraciones en Cuba desde mediados del siglo, las invasiones de Narciso López, el alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes, entre otros hechos relevantes para ver a Cuba libre, ejercían fuerte presión sobre la metrópoli.
A la muerte del Rey Alfonso XII el 26 de noviembre de 1885, ocupa la corona su esposa María Cristina de Habsburgo, ya que de la unión de ambos el futuro Rey de España Alfonso XIII estaba por nacer. La Reina Regente María Cristina en 1886 firmó una Orden Real poniendo fin a los Patronatos, y así terminando la ignominiosa esclavitud en Cuba.

Fuente: Articulo

Esclavitud

Esclavitud es la situación en la cual un individuo está bajo el dominio de otro, perdiendo la capacidad de disponer libremente de sí mismo. El fenómeno de la esclavitud se remonta a las civilizaciones antiguas. Históricamente se ha demostrado que su razón de ser radica en el fortalecimiento y sostenimiento de la actividad económica, ya que normalmente los esclavos eran empleados como mano de obra, aunque hay excepciones, como los jenízaros, o cierta tribu africana que raptan algunos individuos de otras tribus y los drogan con tal decaimiento de sus funciones que sólo son usados como instrumentos sexuales, haciendo tal menoscabo de su físico aún estando bien alimentados que acaban falleciendo. Es de notar que en la naturaleza también se da la esclavitud, como ejemplo ciertas hormigas que roban ninfas de otras razas de menor tamaño y las hacen trabajar para su provecho. Claro es el ejemplo de la colonización de América o las prácticas del antiguo Imperio romano además de los planteamientos políticos de la Grecia Antigua donde el mismo Aristóteles sostiene que la esclavitud es un fenómeno natural. Mintz y Elkins consideran que existe una relación recíproca entre capitalismo y esclavitud, ellos evidencian que conforme varía dinamismo del capitalismo, el carácter represivo de la actividad laboral también varía. Otros investigadores como Lester Thurow sostienen que mientras la democracia es incompatible con la esclavitud, el capitalismo no lo es, por lo que la esclavitud suele reaparecer en la misma proporción que avanza las formas autoritarias de gobierno. El Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición se celebra el 23 de agosto, mientras que el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud se celebra el 2 de diciembre. También se entiende por esclavitud la condición de personas sujetas a los designios de otras sin opción a réplica, discrepancia, decisión o protesta.

Fuente: Wikipedia

LA ESCLAVITUD DEL HOMBRE EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

El fenómeno de la esclavitud, universalmente repudiado hoy en día, ha sido sin embargo una frecuente en la historia de la humanidad. De hecho, en algunas épocas y lugares ha constituido el pilar básico de la estructura económica.
La esclavitud es la condición jurídica de una persona que, por nacimiento, deudas, por sentencia judicial o por derecho de conquista carece derechos civiles y se convierte en la propiedad de otra persona, que puede perderla o cambiarla, emplearla en la actividad que considere oportuna y, en algunos casos, incluso disponer libremente de su vida. Tradicionalmente han existen dos tipos principales de esclavitud, la doméstica, en la que los esclavos o siervos -realizan labores auxiliares en el hogar, y la «productiva», propia de los sistemas económicos esclavistas, en la que desempeñan las tareas más duras del sector primario, como el cultivo de las tierras o la minería. Para recuperar la libertad preveían dos formas principales: la manumisión por parte del dueño o el pago de un rescate económico, que podía efectuar el mismo esclavo, si era capaz de reunir la cantidad necesaria.

Fuente: Portal Planetas

Esta imagen nos muestra como los esclavos negros no sólo son vistos como inferiores sino como animales.

Fuente: Articulo

La esclavitud en la Antigüedad y en la Edad Media

La institución de la esclavitud, cuyo origen es muy antiguo, está ya presente las primeras fuentes escritas conservadas. Las civilizaciones mesopotámicas egipcia la conocieron, e incluso la Grecia del periodo clásico, cuna de la democracia, practicó el esclavismo. La prosperidad de la Atenas de Pericles se basaba, en el comercio, muchos de cuyos productos eran manufacturados por esclavos, en la agricultura y en la minería de la plata, que también empleaban manó obra esclava.
La Roma republicana e imperial conoció un sistema económico —«modo de producción» en la terminología marxista— esclavista, gracias a una abundante mano de obra procedente de las victoriosas guerras de conquista. Los esclavos trabajaban en las minas, remaban en las galeras y cultivaban los campos.Incluso en las ciudades eran numerosos, pues la esclavitud doméstica estaba generalizada entre las familias pudientes. Estos siervos domésticos tenían unas condiciones de vida menos duras que a los demás. Por otra parte, existía un gran, número de esclavos con conocimientos especializados, que desempeñaban diversas funciones y gozaban de cierta consideración: orfebres, médicos, secretarios, mestros, etc. Mención aparte merecen los gladiadores, generalmente prisioneros de guerra que no llegaban a integrarse en el sistema productivo; algunos, convertidos en auténticos profesionales, alcanzaban la libertad merced a sus hazañas en el circo. En el siglo I a. C. el gladiador Espartaco encabezó una revuelta de esclavos que hizo temblar a ¡a misma Roma; los rebeldes fueron finalmente derrotados por el cónsul Marco Licinio Craso y ejecutados la mayor parte de los supervivientes.
Con el paso del tiempo, el esclavismo romano fue decayendo por acción de varios factores. Por un lado, el fin de las conquistas redujo las aportaciones de nuevos contingentes de esclavos; sometidos a duras condiciones de vida, padecían altos índices de mortalidad, con lo que -su número se reducía considerablemente. Por otro lado, la influencia de ideologías como ‘el estoicismo o, el cristianismo introdujo una crítica moral al hecho de que un ser humano pudiera pertenecer a otro, como si fuera un objeto. Además, la escasez de mano de obra rural a partir del siglo III movió a muchos propietarios a ligar a sus, esclavos a la tierra, concediéndoles un lote de terreno y permitiéndoles formar familias, para mejorar su productividad y asegurar la continuidad de la explotación. Con el tiempo, estos ‘esclavos asentados se irían fundiendo con los pequeños propietarios libres empobrecidos y convertidos en colonos, los cuales cedían la propiedad de sus tierras, que seguían cultivando, a cambio de la protección de un terrateniente poderoso: Juntos, conformarían en la alta Edad Media el grupo de los siervos de la gleba, con una condición jurídica semilibre, pero ligados a la tierra.
Tras la caída del Imperio romano y la desaparición de su régimen socioeconómico, el número de eslavos propiamente dichos se redujo drásticamente en la Europa feudal, sustituidos en gran parte por esta nueva clase de campesinos serviles; no obstante, existía aún un reducido número de siervos domésticos, normalmente extranjeros y no cristianos.
Fuera de Europa, otras civilizaciones también conocieron la institución de la esclavitud. Los musulmanes, a pesar de que el Corán recomendaba la manumisión desarrollaron un activo comercio de seres humanos durante la Edad Media.

Fuente: Wikipedia

La esclavitud en el mundo moderno

Cuando los españoles conquistaron y colonizaron el continente americano se produjo un resurgir del esclavismo en las sociedades occidentales. Los indígenas caribeños, que no estaban acostumbrados a los duros trabajos de las minas y plantaciones morían a millares. Además, una vez cristianizados, se convertían en súbditos de pleno derecho de la monarquía, lo que planteaba problemas legal para su esclavización. Para reemplazar la mano de obra indígena, los españoles comenzarán a llevar a América a esclavos africanos. Además, existía ya una tradición de comercio de esclavos desarrollada por los mercaderes musulmanes en África. El nuevo tráfico comenzó hacia 1 01; los portugueses pronto ¡mitaron esta práctica en su colonia del Brasil, llegando a convertir Lisboa en el mayor centro de comercio de esclavos de Europa en el siglo XVI. Más tarde el resto de países europeos con posesiones en el Nuevo Mundo haría lo propio. Se calcula que entre los siglos XVI y XIX, unos doce millones de africanos, de los cuales alrededor de una cuarta parte murió en el camino, fueron trasladados a América e Inglaterra acabó convirtiéndose en la principal acaparadora del lucrativo negocio negrero, desarrollando un curioso comercio triangular. Desde Europa partían productos manufacturados (textiles, armas, alcohol, bisutería) hacia las factorías la costa africana occidental, donde se cambiaban por la mercancía humana, eufemísticamente llamada «ébano». Los proveedores solían ser reyezuelos local que vendían a los prisioneros hechos en sus guerras contra otras tribus, o tratantes profesionales que efectuaban razzias en el interior. Los esclavos eran transportados en condiciones infrahumanas a los mercados americanos, donde a cambio de ellos, se adquirían productos coloniales —tabaco, azúcar o metales preciosos— que, a su vez, se vendían en Europa.

Fuente: Wikipedia